El valor añadido de la Cooperación Triangular: la experiencia del programa ADELANTE con el kit de herramientas de la OCDE

Bruselas
,
Bélgica
|
Enero 27, 2020
ADELANTE: programa de cooperación triangular de la Unión Europea para América Latina y Caribe

El 27 de enero tuvo lugar en Bruselas la presentación oficial de la publicación ‘El valor añadido de la Cooperación Triangular, lecciones aprendidas del Programa ADELANTE’. Representantes de países de América Latina y del Caribe así como de otras regiones, de varios Estados miembro, de un buen número de direcciones y unidades de DEVCO, del ámbito social, empresarial y académico… agotaron el aforo del InfoPoint de DEVCO para conocer el resultado de este ejercicio conjunto entre la OCDE y la Unión Europea.
 
En efecto, el documento presentado es el resultado de la aplicación del ‘Kit de herramientas para identificar, dar seguimiento y evaluar el valor agregado de la Cooperación Triangular’, promovido por la OCDE, en el marco de ADELANTE, el programa emblemático de la Unión Europea en materia de Cooperación Triangular.
 
Desde su lanzamiento en 2016, una de las principales preocupaciones del Programa ADELANTE, además de la exitosa ejecución de sus ocho proyectos, ha sido conocer, analizar y compartir su valor añadido desde el punto de vista de la Cooperación Triangular como modalidad de desarrollo. La aplicación del ‘Kit de herramientas’ ha generado un proceso de reflexión y de aprendizaje, en el que se han implicado todos y cada uno de los proyectos, que ha permitido verificar que cuando las intervenciones de desarrollo se gestan y ejecutan desde un enfoque de Cooperación Triangular se contribuye de forma determinante a los seis ámbitos de acción identificados por el propio ‘Kit’, que son claves para el desarrollo: a) responsabilidad y confianza, b) complementariedad y coordinación, c) aprendizaje conjunto, d) búsqueda de soluciones de forma conjunta y flexibilidad, e) sostenibilidad, f) enfoque hacia objetivos de desarrollo globales y regionales a través de asociaciones fortalecidas para el desarrollo sostenible. Este proceso de reflexión ha permitido identificar los casos en los que así ha ocurrido y la vez ha facilitado la definición de espacios de mejora para los proyectos y para nuevas intervenciones de la propia Unión Europea.
 
Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Jolita Butkeviciene, directora para América Latina y el Caribe en la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea. La directora articuló su mensaje alrededor de tres puntos: la utilidad de este ejercicio conjunto tanto para las instituciones implicadas como para los proyectos, la apuesta de la Unión Europea por la Cooperación Triangular (basada cada vez más en evidencias sobre su eficacia y su impacto, que superan las complejidades que esta modalidad supone) y el papel protagonista que la Unión Europea quiere tener (… ‘reconocemos el valor especial y único del intercambio de experiencias y conocimientos entre los países en desarrollo. Pero también creemos que debemos superar divisiones anacrónicas y evolucionar hacia esquemas que involucran a múltiples socios, dado que proporcionan un valor agregado a la ecuación -más allá de los fondos adicionales-.).
 
Desde la OCDE, Ana Fernandes, jefa de la unidad de Foresight Outreach and Policy Reform en el Directorado de la Cooperación para el Desarrollo (DCD), destacó también la utilidad de este ejercicio conjunto y compartió con todos los presentes la apuesta de la OCDE por la Cooperación Triangular así como el trabajo de reflexión, aprendizaje y difusión que se está haciendo, reflejado ya en varios documentos de referencia a disposición en la página web de la OCDE. A la vez, puso en valor las redes y plataformas globales a través de las cuales se busca multiplicar las sinergias para la cada vez más eficaz utilización de esta modalidad, entre las que destaca la Global Partnership Initiative on Effective Triangular Cooperation. Sin duda, la firme decisión de la Unión Europea es un dato clave para que la OCDE mantenga esta apuesta.
 
A su vez, Nadine Piefer-Söyler, analista en mencionad unidad de la OCDE y autora principal del documento, compartió con todos los presentes el proceso de elaboración, las principales evidencias resultantes del análisis de cada uno de los seis ámbitos de acción que propone el ‘Kit de herramientas’ (al final de esta nota se puede leer una síntesis de las mismas, extraída del Resumen Ejecutivo del documento) así como las principales conclusiones y recomendaciones.
 
Por último, tuvieron la palabra los representantes de los proyectos, Jovanna Calderón Altamirano, directora técnica del proyecto Fortalecimiento de la Justicia Restaurativa, coordinado por el Poder Judicial de Costa Rica, y Miguel Ángel Lombardo, director del proyecto EVALÚA, coordinado por FIIAPP. Ambos destacaron que el enfoque triangular ha sido clave para el éxito de sus intervenciones y que les ha ayudado a llegar incluso más allá de lo previsto. Jovanna destacó el gran valor de los aportes europeos y el diálogo interpares como factores clave para la apropiación y la identificación de las mejores soluciones, adaptadas a las necesidades de todos y con vocación de perdurar. Miguel Angel destacó la oportunidad que supone la Cooperación Triangular para conocer no sólo las particularidades de cada país sino las del conjunto, en conexión entre todos, lo que favorece las complementariedades y las sinergias entre los tres vértices del triángulo.

Síntesis de las principales evidencias resultantes del análisis en el Programa ADELANTE de cada uno de los 6 ámbitos de acción que propone el ‘Kit de herramientas para identificar, dar seguimiento y evaluar el valor agregado de la Cooperación Triangular, extraídas del Resumen Ejecutivo del documento ‘El valor añadido de la Cooperación Triangular, lecciones aprendidas del Programa ADELANTE’.

  1. Generar apropiación y confianza - Todos los socios ejercieron apropiación aportando recursos al proyecto y compartiendo costos más allá de las contribuciones de la Unión Europea, lo que fue una forma exitosa de garantizar la apropiación y la corresponsabilidad. De hecho, el nivel de comodidad alcanzado condujo a generar la suficiente confianza entre los socios involucrados para la administración de los fondos de los demás. Esto fue facilitado por el hecho de que, en la mayoría de los casos, los socios habían trabajado juntos en el pasado y, por lo tanto, estaban familiarizados con los procesos relacionados con los proyectos. Además, este nivel de confianza entre los socios permitió crear un espacio seguro para la innovación conjunta, el intercambio y la implementación de nuevas ideas.
  2. Promover la complementariedad y aumentar la coordinación en la cooperación para el desarrollo - En la mayoría de los proyectos de ADELANTE, se eligió la experiencia de América Latina y el Caribe antes de buscar experiencia complementaria de otras regiones. Al mismo tiempo, algunos proyectos destacaron que asociarse con organizaciones de la sociedad civil de otras regiones aportó experiencia adicional a los proyectos. El apoyo de la UE se valoró positivamente en todos los proyectos y, a menudo, se considera un catalizador para aprovechar las complementariedades de los socios, tanto en aspectos financieros como de gestión. Los métodos de trabajo flexibles se identificaron como buenas prácticas y la aceptación y la apropiación por parte del socio beneficiario aseguraron que las soluciones a los desafíos de desarrollo se adaptaran a la realidad y al contexto del beneficiario. Se fortalecieron los mecanismos de cooperación bilateral y multilateral, así como con otras partes interesadas, dentro del alcance de los proyectos ADELANTE.
  3. Compartir conocimientos y aprender de forma conjunta - Sin excepción, todos los coordinadores de proyecto afirmaron que los socios aprendieron unos de otros. Esto demuestra el fuerte compromiso de ADELANTE para el desarrollo de capacidades, incluso para que las instituciones asuman el rol de facilitadores y proveedores de cooperación. De hecho, los proyectos reportaron que, al participar en este intercambio triangular, las capacidades de todos los socios se vieron fortalecidas, incluidas las de las instituciones socias europeas.
  4. Creación conjunta de soluciones y flexibilidad - Los proyectos ADELANTE ven un gran valor agregado en cooperar entre países con condiciones y desafíos similares, proporcionando un terreno fértil para la creación conjunta de soluciones, lo que se refleja en el fuerte carácter de red regional de los proyectos. Sin embargo, la flexibilidad en términos de presupuestos y ajustes administrativos ha demostrado ser importante para permitir la creación conjunta de soluciones rentables y específicas al contexto a lo largo del ciclo del proyecto. Además, se plantearon y se abordaron inquietudes con respecto a los derechos de propiedad intelectual para garantizar la continua apertura a la co-creación e intercambio entre los socios.
  5. Incrementar el volumen, el alcance y la sostenibilidad - Los socios movilizaron recursos financieros y en especie más allá de los presupuestos de los proyectos. Además, algunos proyectos reportaron que se unieron socios adicionales (por ejemplo, la sociedad civil) o se crearon redes regionales y globales durante la duración del proyecto, que es muy probable que continúen más allá del cierre operativo de los proyectos. Si bien algunos proyectos previeron trabajar para garantizar la sostenibilidad de los resultados desde el principio, a la hora de redactar este informe la mayoría de ellos aún no habían introducido mecanismos para continuar intercambiando una vez finalizados los proyectos.
  6. Alcanzar los objetivos de desarrollo mundial y regional a través de asociaciones fortalecidas para el desarrollo sostenible - La Agenda 2030 está sirviendo como guía orientadora de todos los proyectos ADELANTE y se ha discutido conscientemente la alineación de sus actividades con ODS específicos. Además, algunos de los proyectos se han alineado con estrategias globales y regionales, contribuyendo así a los objetivos de desarrollo regional.